martes, 21 de julio de 2015

Preguntar (Ingeborg Bachmann)

Vivere ardendo e non sentire el male
Gaspara Stampa

Cuánto tiempo más. Ya no mucho.
Por qué tanto ya. No lo sé.
No terminará nunca. No preguntar.
Nunca terminará. Para qué preguntar.

Hablo siempre contigo,
mas ya no amablemente,
tengo demasiadas preguntas.
También sobre tu paradero.
Pero dónde has estado en los años comunes.
Con quién has hablado,
a quién has estrangulado, a quién requerido,
a quién le has gritado.

Yo me he puesto toda a disposición.
He tenido a menudo miedo, mas mis temores
los expulsaba con amor, ni siquiera
me he temido ante tus manos
sólo a veces, y demasiado tarde.


______________________________________________________________________

No sé de ningún mundo mejor
Ingeborg Bachmann (Klagenfurt (Austria), 25 de junio de 1926 - Roma (Italia), 17 de octubre de 1973)

La austriaca Ingeborg Bachmann destacó como poeta, ensayista y narradora. Su breve pero intensa obra poética estaba compuesta hasta ahora por los libros El tiempo postergado (1953), Invocación a la Osa Mayor (1956) y un grupo de Últimos poemas recogidos en sus Obras completas en 1978. Pero el año 2000 se publicó en Múnich No sé de ningún mundo mejor, una importante colección de textos que se habían mantenido inéditos por decisión de la familia, dado su carácter de inconclusos, pero que finalmente fueron dados a la luz teniendo en cuenta que su autora, aun sin haberlos corregido y revisado, no los destruyó, como hizo con otros borradores. Como escriben sus hermanos en el prólogo: En estos versos las palabras hermosas han dejado su lugar al espanto, al dolor, a la cercanía de la muerte. Expresan el luto por la poesía perdida y los sufrimientos de los seres, siendo, al mismo tiempo, una crítica implacable de la sociedad.