viernes, 29 de noviembre de 2013

Fingidor (Fernando Pessoa)

El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
que hasta finge que es dolor
el dolor que en verdad siente.

Y, en el dolor que han leído,
a leer sus lectores vienen,
no los dos que él ha tenido,
sino sólo el que no tienen.

Y así en la vida se mete,
distrayendo a la razón,
y gira, el tren de juguete
que se llama corazón.
 





_______________________________________________________________________

El poeta es un fingidor (antología poética) 
Fernando Pessoa (Lisboa, 13 de junio de 1888 — Lisboa, 30 de noviembre de 1935)

La obra de Fernando Pessoa, una de las figuras mas complejas y fascinantes de la poesía del siglo XX, constituye en un deseo de sentir todo de todas las maneras un asombroso drama, en el que la entidad Pessoa se escinde, al menos, en cuatro yos perfectamente definidos (Alberto Caeiro, Ricardo Reis, Alvaro de Campos y el propio Fernando Pessoa). Lejos de componer un todo complementario, mantienen a pesar de la amistad y convivencia entre ellos su radical divergencia, su tensión interior en una obra que se desplaza magistralmente de la vanguardia al clasicismo. Con Pessoa dice Antonio Tabucchi una de las grandes preocupaciones de la literatura de nuestra época, el Yo, entra en escena y comienza a hablar de si, comienza a reflexionar acerca de si mismo. A través de una formulación meticulosa, digna de un informe psicoanalítico, la heteronimia no es otra cosa que la vistosa traducción en literatura de todos aquellos hombres que un hombre inteligente y lucido tiene la sospecha de ser. Se podría, a lo sumo, añadir que tal vez en ninguna otra época como en la nuestra el hombre inteligente y lucido ha tenido la sospecha de ser tantos hombres.