viernes, 24 de enero de 2014

Vista (E.M. Forster)

-La Signora no tiene derecho a hacer esto -dijo la señorita Bartlett-, ningún derecho. Nos prometió habitaciones al sur con una panorámica conjunta; en su lugar aquí tenemos habitaciones al lado norte y dan a un patio y bien alejadas. ¡Oh, Lucy!
-¡Y además es una cockney! -dijo Lucy, que se había entristecido por el inesperado acento de la Signora-. Se diría que estamos en Londres.
Miró dos hileras de ingleses sentados junto a la mesa; la hilera de botellas blancas de agua y rojas de vino que corrían entre sus manos, los retratos de la última reina y del último poeta laureado que colgaban detrás de los británicos, pesadamente vestidos; el cartel de la iglesia anglicana (reverendo Cuthbert Eager, M.A. Oxon), que constituían la decoración de la pared.
-Charlotte, ¿no sientes también tú que bien podríamos encontrarnos en Londres? A duras penas puedo creer que todo este tipo de cosas distintas estén precisamente fuera. Supongo que se debe a que una se siente tan cansada.


  _______________________________________________________________________

Una habitación con vistas
E.M. Forster (Londres, 1 de enero de 1879 - Coventry, 7 de junio de 1970)

Publicada en 1908, Una habitación con vistas, es una de las novelas más deliciosas y entrañables de E. M. Forster. Situada entre una Florencia todavía virgen del azote del turismo pero integrada en el “grand tour” de los viajeros europeos y la rígida Inglaterra victoriana, la novela desarrolla una historia de amor y sentimientos encontrados en cuyo transcurso Lucy Honeychurch, joven perteneciente a la buena sociedad inglesa, intenta abrir camino a su personalidad superando el obstáculo de las convenciones sociales. En estas páginas llenas de ironía y sutil humor que llevó al cine en su día James Ivory, Forster despliega una variada y atractiva galería de personajes y de sugerentes contrastes que hacen de ella una obra inolvidable.