martes, 18 de noviembre de 2014

Caja (Nuno Júdice)

Digo: el amor. Hay palabras que parecen sólidas,
al contrario de otras que se deshacen en los dedos.
Soledad. O también: miedo. Las palabras, podemos
escogerlas, meterlas dentro de un poema como
si fuese una caja. Pero no esconderlas. Ellas
quedan en el aire, invisibles, como si no necesitasen
de los sonidos con los que las decimos.

Ahora, el efecto de las palabras. Su rotación
en la cabeza, y por las arterias, hasta el centro:
el corazón. Pero no hablo de sinónimos; además,
hay palabras que esconden lo contrario de lo que
quieren decir, y sólo las conoce quien ama, si
la vida no lo llevó por caminos confusos.

Te amo. También podría decir: la soledad
con que te amo, o el miedo a amarte. A partir
de una palabra todos se puede hacer, en una página,
cuando lo que está en ella es un poema. Mientras,
esas palabras me conducen a ti, esto es,
te hacen vivir dentro de ellas. Por eso
todo se confunde: el amor, la soledad, el miedo,

y hasta la vida, que también es una palabra.



_______________________________________________________________________

Tú, a quien llamo amor
Nuno Júdice  (Mexilhoeira Grande (Portugal), 29 de abril de 1949)

49 poemas de amor, seleccionados de 15 libros, publicados a lo largo de 21 años, dan una panorámica doblemente interesante de la trayectoria poética de Nuno Júdice, uno de los autores más notables de la actual poesía portuguesa: por una parte, porque permiten seguir la evolución de su escritura y su maduración con el paso de los años, y por otra porque descubren su fidelidad al tema amoroso, que en Júdice es siempre más rico y complejo de lo que suele ser en otros autores.