viernes, 10 de enero de 2014

Pájaro (Emily Dickinson)

Poema 335
 
No es que morir nos duela tanto.
Es vivir lo que más nos duele.
Pero el morir es algo diferente,
un algo detrás de la puerta.

La costumbre del pájaro de ir al Sur
-antes que los hielos lleguen
acepta una mejor latitud-.
Nosotros somos los pájaros que se quedan.


Los temblorosos, rondando la puerta del granjero,
mendigando su ocasional migaja
hasta que las compasivas nieves
convencen a nuestras plumas para ir a casa.



_______________________________________________________________________

Poemas 
Emily Dickinson (Amherst, Massachusetts (Estados Unidos), 10 de diciembre de 1830 - 15 de mayo de 1886)
 
La biografía oficial de Emily Dickinson no tiene mucho que ver con el mundo que puebla su poesía. El encierro voluntario en su habitación, rompiendo su relación con el mundo exterior, es lo que convierte su poesía en algo intimo e intenso. Un gusto obsesivo por la palabra, experimentar hasta encontrar el termino adecuado, y un peculiar sentido de la ironía impregnan sus versos.
Escribió cerca de dos mil poemas, la mayoría de los cuales se encontraron tras su muerte, cuidadosamente cosidos en cuadernillos y guardados en una caja de musica.