viernes, 15 de mayo de 2015

Espíritu (Bárbara Kosen)

En la tradición oriental, hay tres tipos de espíritus: el espíritu que piensa, considera y reconoce, Citta, en sánscrito; Hridaya; y Vriddha, el espíritu que se concentra y experimenta.
Citta, el espíritu que piensa, que calcula, que estudia. El espíritu que decide que una cosa es buena y otra mala; que crea y que sigue una moral. El espíritu que está satisfecho, pero también el que busca, que quiere una solución, que quiere un cambio. Éste es el espíritu que aprendemos a utilizar en la escuela, así como el espíritu del que se sirven los niños abandonados en la calle para sobrevivir. Y es el espíritu que nos hace buscar la Vía.
Hridaya, el espíritu de las hierbas y las plantas, de los procesos instintivos que existen en la fuerza de la vida. El espíritu del hombre prehistórico que existe en nosotros, el cerebro profundo. Todo está marcado en nuestro cuerpo y en nuestro espíritu desde el advenimiento de la humanidad, pero nuestro modo de proceder ha cambiado: metemos el conejo en el congelador en lugar de acecharlo a la salida de su madriguera. Sin embargo, esta pre-conciencia sigue existiendo en nosotros.
Vriddha, el espíritu concentrado, es el espíritu que repite y con la repitición aparece la experiencia. Para los orientales, la concentración no es una cualidad más o una disciplina, forma parte de nosotros mismos, existe para ser desarrollada. Cuando uno se vuelve íntimo con lo que está haciendo, no hay separación entre el sujeto y el objeto, el espíritu se concentra de manera natural.
Es como aprender un nuevo juego. Primero hay que conocer las reglas y saber utilizarlas, Citta. Después debemos poder entrar totalmente en el juego, no dejarnos despistar y poner en práctica dichas reglas, Vriddha. Con los dos juntos, llegaremos a ser un buen contrincante; pero el jugador brillante utilizará y creerá en su intuición y en su instinto, Hridaya, que se acoplará con su voluntad de ganar, de ser el mejor. Poder utilizar estos tres espíritus juntos es convertirse en un jugador fuera de serie.


  _______________________________________________________________________

Zen aquí y ahora
Bárbara Kosen (París, 1951)

Es el libro de toda una experiencia. Apoyada en treinta años de práctica y en la enseñanza de su maestro, la autora nos cuenta cómo vivir esta realidad del Zen, esta realidad del aquí y ahora en lo más cotidiano de nuestra vida. Un libro sencillo y agradable que nos hace entender lo vital y concreto de la experiencia del Zen. Una práctica que nos lleva al descubrimiento de nuestra propia libertad y al conocimiento de lo más sencillo y lo más abrupto de nuestra propia realidad.