miércoles, 17 de junio de 2015

Punto (Ramana Maharshi)

Se ha dicho de Ramana Maharshi que fue el punto más blanco sobre una página en blanco. Durante casi cincuenta años permaneció en silencio, aunque contestaba a las preguntas que se le formulaban y escribía bellos poemas. Pero principalmente su enseñanza, su instrucción espiritual, fue no verbal. Se le preguntó en una ocasión por qué no viajaba por la India predicando a la gente, a lo que él contestó que era más poderosa la enseñanza a través del silencio. Él inquiría: "Qué es mejor, hablar ruidosamente sin conseguir ningún efecto o sentarse en silencio emanando fuerza intuitiva que puede influir tan favorablemente sobre los otros?". Por otro lado, ¿cómo surge la palabra? Primeramente hay conocimiento abstracto o no manifestado. Luego surge el ego que da lugar a pensamientos y palabras sucesivamente. Por lo tanto, del conocimiento abstracto se pasa al ego y del ego a los pensamientos y a las palabras. Así, las palabras son los biznietos de la fuente original. Y si las palabras pueden conseguir efecto, hay que considerar hasta qué punto puede ser más poderoso el silencio. La palabra darsan se puede traducir por punto de vista o camino de realización. De todas las darsanas (senderos de realización), el más poderoso es el silencio. La transmisión por el silencio es la más sutil e importante, pero también la más difícil de recibir. Por ello, algunos han asegurado que es sólo para los más avanzados espiritualmente o para los más sinceros, es decir, para aquellos que han eliminado de sus ojos mucho polvo de ignorancia.
Ramana es un término que significa amor radiante o amor solar. Toda la enseñanza de este sabio emana de lo más puro de su corazón, irradia de lo más hondo de su ser. 



________________________________________________________________________

Aforismos de Ramana Maharshi
Ramana Maharshi (Tiruchuzhi, 30 de diciembre de 1879 - Sri Ramana Ashram, 14 de abril de 1950)

Ramana Maharshi es, sin ningún genero de duda, una de las más importantes figuras espirituales de los últimos siglos. Llamado "el maestro del silencio", su silente presencia y su escueta enseñanza conmovieron los pilares de la espiritualidad de Oriente y Occidente desde su sencillo refugio en la montaña sagrada de Arunachala.
Si bien su pensamiento puede enmarcarse dentro del Advaita Vedanta, la magnitud de su mensaje trasciende toda concepción filosófica, señalando la experiencia interior como clave de todo logro espiritual. Su propuesta continúa viva: silencio, indagación sobre ¿quién soy yo? y desenmascarmiento del ego en el camino hacia el Si-mismo.