domingo, 5 de enero de 2014

Ojos (Paul Eluard)

La igualdad de sexos

Tus ojos han vuelto de un país arbitrario
en el que nunca supo nadie lo que es una mirada
ni conocido la belleza de los ojos, belleza de piedras,
la de las gotas de agua, de la perlas en los escaparates,


piedras desnudas y sin esqueleto, oh mi estatua.
El sol cegador te tiene por espejo
y si parece obedecer a las potencias de la tarde
es porque tu cabeza anochece, oh estatua abatida

con mi amor y mis astucias de salvaje.
Mi deseo inmóvil es tu último sostén
y te llevo sin lucha, oh mi imagen,
rota en mi ternura, presa en mi red.


_______________________________________________________________________

Capital del dolor
Paul Eluard (Saint-Denis, 14 de diciembre de 1895 - Charenton-le-Pont, 18 de noviembre de 1952)

Éste libro soporta y reclama las mas altas comparaciones; ante su resplandor inigualable, la acción y la contemplación dejan de lastimarse, el tormento humano de implorar misericordia y las cosas imaginadas de ser un peligro para las cosas vividas: mas todavía que la elección que Eluard impone a todos, y que es maravillosa por las palabras que reúne, en el orden que las reúne, me reprocharía yo, su amigo, no celebrar en el, únicamente y sin medida, los amplios, singulares, bruscos, profundos, esplendidos, desgarradores, movimientos del corazón.
André Breton